Carolina del Sur y 564 delegados en juego entre Ron Paul y Mitt Romney

Antes que nada les dejamos los resultados de las elecciones en Carolina del Sur:

Candidato % Votos
Newt Gingrich 40.45% 243,153
Mitt Romney 27.83% 167,280
Rick Santorum 16.98% 102,057
Ron Paul 12.97% 77,993

Un resultado previsible en un Estado en el que Ron Paul no había puesto demasiado énfasis o expectativas. Existe una amplia gama de Republicanos, desde los más libertarios, a favor de la paz, las relaciones voluntarias y el libre mercado, hasta los más “estatistas”, a favor de un estado más grande y todo lo que ello implica: corporativismo, erosión de las libertades individuales, una economía regulada, un creciente complejo militar-industrial, guerras, etc…

Carolina del Sur, un Estado con 7 de las bases militares más grandes de los EE.UU. Es un estado con muchos de esta última clase de republicanos: pro-guerra y pro complejo militar industrial. Por lo tanto ven en Ron Paul una amenaza para sus salarios e ingresos, dependientes del robo a otros ciudadanos estadounidenses (a través de los impuestos) y de los asesinatos de ciudadanos extranjeros (a través de las constantes guerras e intervenciones militares en 130 países).

Para ilustrar esto último pueden hecharle un vistazo a este video, del último debate en Carolina del Sur, en el que los expectadores se vuelen locos (literalmente) y vitorean a un Newt Gingrich que acaba de decir:

Newt Gingrich: “…Andrew Jackson tenía una idea muy clara acerca de nuestros enemigos: ¡Mátenlos!…”

Luego observen la disparidad en la reacción del mismo público cuando Ron Paul hace referencia a la llamada “regla de oro” (básicamente no hacer a otros lo que no nos gusta que nos hagan a nosotros):

Imagen de previsualización de YouTube

El que Gingrich le haya ganado a Romney en Carolina del Sur es, en realidad, algo bueno para Ron Paul. Los delegados se están repartiendo, y será muy difícil para Romney, o cualquiera, el conseguir los suficientes; lo que podría concluir con una “convención mediativa” (brokered convention). Santorum abandonará la carrera pronto, ya que carece del dinero y la organización para continuar, y ni siquiera figura en las boletas de 4 estados.

Gingrich, quién también está ausente en las boletas de 2 estados, se repartirá votos con Romney y le quitará así delegados, mientras Paul los sigue obteniendo poco a poco.

Esta carrera es un maratón, no una de velocidad. La Campaña tiene un plan. Tiene dinero, organización y una base de apoyo en muchos de los estados por venir, como Nevada, Missouri, Maine, Minnesota, Louisiana, Wyoming, Montana, Dakota del Sur, etc. Nunca se pensó que habría muy buenos resultados en Carolina del Sur o en Florida, así que esto no modifica en nada la Campaña. Ron Paul seguirá en la carrera hacia la convención en donde hasta podría quedarse con la nominación.

“Hay 564 delegados en juego en boletas por las que Newt Gingrich y Rick Santorum no participan, esos delegados se dividirán entre Ron Paul y Mitt Romney”
Doug Wead, asesor de Ron Paul en la Campaña