Más agentes encubiertos = más guerras encubiertas

Por Ron Paul, 10/12/2012

A principios de este mes nos enteramos de que la Administración de Obama está aumentando significativamente el número de agentes encubiertos de la Agencia de Inteligencia y Defensa (DIA) en el extranjero. Partiendo de los cientos de agentes en el extranjero, como tienen hoy en día, la Administración planea aumentar la cantidad a 1.600. La naturaleza de su trabajo también cambiará de trabajo de inteligencia a acciones encubiertas. Este movimiento señala un importante cambio en la manera en la que el gobierno planea llevar a cabo sus operaciones militares y paramilitares en el extranjero. Por desgracia, no es un cambio hacia la paz, sino una fase aún más mortal e inquietante en la “guerra contra el terrorismo”.

Sin duda, los ataques contra los países extranjeros se incrementará como consecuencia de este movimiento, pero cada vez más los ataques se llevarán a cabo al amparo de la oscuridad y fuera del conocimiento del Congreso o del pueblo estadounidense. La medida también representa una nueva confusión de los límites entre los militares y los servicios de inteligencia; con la CIA volviéndose cada vez más un ejército secreto en sí mismo. este es un desarrollo muy preocupante.

El Pentágono

En un discurso que pronuncié en 2010 hablé de que se había producido un golpe de Estado por parte de la CIA en este país. La CIA dirige al ejército, al programa de aeronaves no tripuladas, y participan en el narcotráfico. La CIA es un gobierno secreto en sí mismo. Con la presencia en el extranjero de esta expansión de la DIA será aun peor. Debido a que la DIA está operativamente bajo el control del Pentágono, la supervisión directa del Congreso sobre el programa será más difícil. Quizás esto es lo que se pretende. La CIA entrenará a la DIA en sus instalaciones para llevar a cabo las operaciones en el extranjero. Mucho de esto incluirá el desarrollo de datos los objetivos del programa de guerra con aeronaves no tripuladas del presidente.

El presidente ya ha mostrado su preferencia por los ataques con aeronaves no tripuladas en el extranjero. En Pakistán, por ejemplo, el presidente Obama ha autorizado, en sus primeros 4 años, 6 veces más ataques que los 8 años de la Administración Bush. Cerca de 3 mil individuos fueron asesinados por estas aeronaves, muchos de ellos no-combatientes.

Aeronave no tripulada

El presidente Obama se refirió recientemente a los ataques Israelíes contra los palestinos en Gaza diciendo: Ningún país en la Tierra toleraría que lluevan misiles extranjeros sobre sus ciudadanos”. Este anuncio por parte de la administración bate todos los récords de hipocresía, teniendo en cuenta que los EE.UU. planean aumentar aquello que ya hacen: hacer llover cada vez más misiles sobre los ciudadanos del extranjero. Yo creo que lo que el presidente dice acerca de Israel es extensible para todos los demás; entonces, ¿qué hay de aquellos en el extranjero que viven con miedo de nuestra lluvia de misiles?

Miles de nuevos espías de la DIA están siendo contratados y colocados encubiertos junto a sus homólogos de la CIA para ayudar a fomentar más guerras encubiertas y golpes de Estado en tierras extranjeras. El Congreso se mantiene en silencio. ¿Dónde acabará todo esto?

5 Responses to “Más agentes encubiertos = más guerras encubiertas”

  1. El Pueblo permanece dormido pero despierto a las notas de la farándula (Jenni Rivera).

  2. Magnífica exposición Sr. Paul. Usted es la única esperanza para que los EE.UU recuperen su libertad de las garras del militarismo sionista.

  3. Enric Bosch BrugadaNo Gravatar 15 abril 2013 at 12:36 PM

    Desgraciadamente, mientras los medios de comunicación no den cobertura mediática a gente como Ron Paul toda es mafia tendrá barra libre para poder hacer lo que quiera. El problema son los periodistas.

  4. Vicente AlejandroNo Gravatar 26 agosto 2013 at 10:17 AM

    En la declaración de independencia de los EEUU, de la que tengo una copia enmarcada, se presentan una serie de principios de los que hoy no queda prácticamente nada en vigor: la decadencia del sistema, terriblemente burocratizado, esa enorme máquina estatal y administrativa que afecta a todas las administraciones públicas, los dos grandes mecanismos (partidos políticos) para colocar profesionales de la política al mando -al servicio muchas veces de oscuros intereses- y la dictadura, comúnmente aceptada por un pueblo excesivamente dócil, debidamente narcotizado y amaestrado por las grandes cadenas informativas que controlan la mayoría de los medios televisivos, radio y prensa, a las que se suman las pequeñas editoriales porque de otra forma no sobrevivirían, de lo “políticamente correcto” que impide llamar a cada cosa por su nombre porque es casi un pecado de lesa humanidad, han fagotizado y consumido aquellos básicos y elementales principios de la declaración de independencia de 1776. Esa república hace aguas como le pasó a la república Romana, primero, y al Imperio después.
    De forma que la historia se repite, y nadie o casi nadie quiere evitarlo. No sea que desaparezca lo llamamos el estilo de vida americano. Pero es que ese estilo de vida ya no existe desde hace mucho, mucho tiempo.

  5. Alberto EsparciaNo Gravatar 27 diciembre 2013 at 8:27 AM

    No se si sus ideas son aplicables o nos conducirían al desastre (o quizá es el stablishment el que nos conduce al desastre), pero desde luego me parecen interesantes y dignas de ser tenidas en cuenta para la humanidad que afronta el siglo XXI. Los ideales de Jefferson, Paine, Franklin etc. son poco conocidos en la burocrática Europa, quizá necesitamos a gente como usted para decir unas cuantas verdades en el adormecido Parlamento Europeo. A ver si visita España ha dar alguna conferencia: éxito asegurado.
    Un saludo.

Leave a Reply