Salvando el “Prestigio” en Afganistán (Saving Face in Afghanistan)

Informe Semanal 13/10/2009 – Por Ron Paul

Español: Esta semana pasada ha habido mucha discusión y debate sobre la continua guerra en Afganistán. Durando tanto como la Segunda Guerra Mundial y sin fin a la vista, la guerra en Afganistán ha sido uno de los conflictos más largos en los que se haya visto envuelto nuestro país. La situación ha empeorado con las recientes escaladas.

El debate actual se centra exclusivamente en la cuestión de los niveles de tropas. ¿Cuántas más tropas se deberán enviar para seguir con la guerra? La administración ya ha aprobado otros 21.000 militares estadounidenses adicionales que se desplegarán en noviembre, lo que aumentará el número de nuestras tropas a 68.000. ¿Harán falta otros 40.000 para hacer el trabajo? ¿O deberíamos eventualmente elevar el número a 100.000 adicionales? ¿Por qué no 500.000, sólo para sentirnos “seguros”? ¿Y cómo se obtendrá el apoyo público para esta guerra cuando el 58% está en contra de la misma? Me molesta bastante esta delgada línea de preguntas.



Yo tengo otras preguntas. Hemos derrocado al gobierno Talibán en el 2001 con menos de 10.000 tropas estadounidenses. ¿Por qué parece ahora que cuantas más tropas son enviadas, peor se ponen las cosas? Si los soviéticos se fueron a la quiebra en Afganistán con un nivel de tropas de 100.000, y se vieron forzados a abandonar la zona en humillante derrota, ¿Por qué estamos determinados a seguir su ejemplo? Más importante aún, ¿Qué podemos sacar de todo esto? Hemos invertido miles de millones de dólares y miles de preciosas vidas, ¿Para qué?

La verdad es que no es coincidencia que cuanto más soldados enviamos peor se ponen las cosas. Las cosas empeoran precisamente porque enviamos más tropas y escalamos la violencia. Esperamos que gane el buen liderazgo en Afganistán, pero el grupo de potenciales líderes honestos han huido de la violencia, dejando detrás un gran vacío de poder. Las guerras no acaban con los malos gobernantes, los crea. Y cuantas más guerras tengamos en este país, más malos gobernantes estaremos creando inadvertidamente.

Otra cosa que hacen las guerras es crear ira con su indiscriminada violencia e injusticia. ¿Cuántos civiles han sido dañados por torpes bombardeos y errores que terminan costando vidas? La gente muere sólo por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado en una zona de guerra, pero los asesinos nunca afrontan las consecuencias. Imaginen el resentimiento y la ira que deben sentir los sobrevivientes cuando un familiar es asesinado y no se hace nada al respecto. Cuando no quede ningún empleo porque todas las empresas hayan huido, ¿Qué más tendrán para hacer que unirse a las filas de la resistencia, donde tendrán un pago y una oportunidad para vengarse? Esta no es una justificación para nuestros enemigos, pero debemos aceptar que cuando se empuja a la gente, ellos empujarán de vuelta.

La verdadera pregunta es ¿Por qué estamos allí? ¿Qué tienen que ver nuestros esfuerzos actuales con la autorización original del uso de la fuerza? Ya no estamos tratando con nada ni nadie relacionado con el ataque del 11 de septiembre. A esta altura sólo estamos fortaleciendo la resolución y los rangos de nuestros enemigos. Ya no tenemos nada que ganar. Estamos allí solo para salvar el prestigio, y al final ni siquiera seremos capaces de lograr eso.


English: This past week there has been a lot of discussion and debate on the continuing war in Afghanistan.  Lasting twice as long as World War II and with no end in sight, the war in Afghanistan has been one of the longest conflicts in which our country has ever been involved.  The situation has only gotten worse with recent escalations.

The current debate is focused entirely on the question of troop levels.  How many more troops should be sent over in order to pursue the war?  The administration has already approved an additional 21,000 American service men and women to be deployed by November, which will increase our troop levels to 68,000.  Will another 40,000 do the job?  Or should we eventually build up the levels to 100,000 in addition to that?  Why not 500,000 – just to be “safe”?  And how will public support be brought back around to supporting this war again when 58 percent are now against it?

I get quite annoyed at this very narrow line of questioning.  I have other questions.  We overthrew the Taliban government in 2001 with less than 10,000 American troops.  Why does it now seem that the more troops we send, the worse things get?  If the Soviets bankrupted themselves in Afghanistan with troop levels of 100,000 and were eventually forced to leave in humiliating defeat, why are we determined to follow their example?  Most importantly, what is there to be gained from all this?  We’ve invested billions of dollars and thousands of precious lives – for what?

The truth is it is no coincidence that the more troops we send the worse things get.  Things are getting worse precisely because we are sending more troops and escalating the violence.  We are hoping that good leadership wins out in Afghanistan, but the pool of potential honest leaders from which to draw have been fleeing the violence, leaving a tremendous power vacuum behind.  War does not quell bad leaders.  It creates them.  And the more war we visit on this country, the more bad leaders we will inadvertently create.

Another thing that war does is create anger with its indiscriminate violence and injustice.  How many innocent civilians have been harmed from clumsy bombings and mistakes that end up costing lives?  People die from simply being in the wrong place at the wrong time in a war zone, but the killers never face consequences.  Imagine the resentment and anger survivors must feel when a family member is killed and nothing is done about it.  When there are no other jobs available because all the businesses have fled, what else is there to do, but join ranks with the resistance where there is a paycheck and also an opportunity for revenge?  This is no justification for our enemies over there, but we have to accept that when we push people, they will push back.

The real question is why are we there at all?  What do our efforts now have to do with the original authorization of the use of force?  We are no longer dealing with anything or anyone involved in the attacks of 9/11.  At this point we are only strengthening the resolve and the ranks of our enemies.  We have nothing left to win.  We are only there to save face, and in the end we will not even be able to do that.

A Weekly Column – by Ron Paul


One Response to “Salvando el “Prestigio” en Afganistán (Saving Face in Afghanistan)”

  1. Alguien dice por ahi que estan en estas guerras en medio oriente para eliminar a ciertas personas que tienen caracteristicas adeneisticas de gran valor que las elites temen habria que ver que carateristicas adeneisticas tien estas personas para que fanaticamente los persigan y maten no?

Leave a Reply